FECHAR
FECHAR
Voltar

LANZAMIENTO

Directo al punto

Nuevo sistema de Volvo CE promete un paso adelante en la tecnología de gestión al filtrar la información por niveles de criticidad y reducir el tiempo de parada de la máquina

 

Apostando en el monitoreo proactivo Volvo CE acaba de traer a Brasil su nuevo servicio ActiveCare Direct (ACD), que expande las funcionalidades de la telemetría al filtrar al usuario las informaciones más importantes sobre el mantenimiento del equipo, que se complementan con recomendaciones prácticas a los clientes y distribuidores.

Lanzada en 2016 en Europa y el año pasado en Estados Unidos, durante la ConExpo 2017, la tecnología ACD permite obtener las ventajas de la telemática, sin que el usuario tenga que invertir tiempo para analizar los informes o descifrar códigos. "Cuando la telemática fue lanzada, hubo una 'inundación' de códigos que no requerían necesariamente una acción", dice la empresa en un comunicado. "Esto trajo una tarea más para los gestores, que tenían que descifrar los informes de diversos fabricantes."

Una tarea nada fácil, dígase. Como se sabe, las computadoras generan datos durante 24 horas al día, resultando en más de 1.500 informaciones generadas por semana, que no afectan la operación necesariamente, pues son mayoritariamente alertas de baja prioridad. "La cantidad de datos generados se vuelve casi inviable de procesar", afirma Renan Wagner, coordinador de Customer Solutions de Volvo CE. "Es difícil para los clientes e incluso los distribuidores se ocupan de esa información, determinando qué información son más importantes."

Ahora, eso empieza a quedarse en el pasado. Con el ACD, Volvo se propone justamente ofrecer un  servicio continuo de monitoreo, consultoría y emisión de informes, todo a partir de miles de informaciones recogidas a través de sus sistemas electrónicos Matris y CareTrack. El sistema lista acciones y componentes que el propio cliente puede verificar, mientras que el dealer entra en contacto para auxiliar en el diagnóstico y en las acciones, poniéndose a disposición para una visita, si el cliente no puede hacer la corrección con sus propios medios.

Después del filtrado automático, el cliente y el repartidor reciben informes mensuales consolidados, que incluyen datos de uso de la máquina, tendencias y comportamiento del operador, además de comparar grupos de máquinas e incluso máquina a máquina. "Hay un universo siendo descubierto aquí, con una herramienta importante de cobertura proactiva, que muestra cómo atender mejor y aumentar la eficiencia del cliente", comenta Luiz Marcelo Daniel, presidente de Volvo CE Latin America.

INTELIGENCIA

Compuesto por un hardware de control y un módulo de comunicación satelital, el principio básico para la instalación del ACD es que el equipo posea motor electrónico. Así, la herramienta está disponible de fábrica para una amplia variedad de modelos, a partir de las palas cargadoras L60 y de las excavadoras EC140 y arriba, además de la línea de articulados de la marca. También es posible instalar el sistema en máquinas más antiguas, en una especie de retrofit tecnológico.

Después de consolidar la información con el uso de herramientas de big data y analytics, el sistema genera señales de alerta en tres diferentes niveles de prioridad, de alta a baja, desde emergencias, antes de saltos inminentes y que paran la máquina para ejecución de acciones inmediatas hasta informativos, llamando la atención sobre puntos que pueden comprometer el desempeño y aumentar el costo operacional a medio plazo. "Hasta entonces, nada nuevo", reconoce Alexandre Flatschart, director de Customer Solutions de Volvo CE Latin America. "Después de todo, CareTrack ya mandaba esas informaciones, pero no de una manera tan estructurada como ahora."

Es decir, el sistema analiza y filtra en tiempo real los parámetros más importantes para cada operación , acompañando la integridad y el rendimiento de la máquina. El informe mensual incluye datos de utilización de la flota que permiten visualizar el porcentaje de tiempo de trabajo en relación al tiempo ocioso de cada máquina individualmente, por tipo de equipo y, por mes, para referencia histórica. De este modo, también constituye una base importante para el incremento de los entrenamientos de capacitación de los operadores.

La corrección, sin embargo, aún no se automatiza. A partir de los datos, el sistema propone soluciones de mejora, que también se envían al repartidor, que - en los casos más críticos - las implementa conjuntamente al usuario. "La herramienta de telemática todo el mundo tiene, pero ese nuevo producto es directo al punto", subraya Wagner.

En esta línea, los informes mensuales del ACD muestran las tendencias de utilización de la máquina, principalmente en relación al consumo de combustible, tiempo de máquina parada, etc. Además, los consultores de Volvo también están a disposición para ponerse en contacto con el cliente, interactuar con el repartidor y realizar las reparaciones, si es necesario. En Estados Unidos y Canadá, la estructura de apoyo (en inglés) de Volvo Uptime Center se encuentra en Shippensburg, mientras que en Brasil la base está en Curitiba (PR).

Produção editorial: Revista M&T – Desenvolvido e atualizado por Diagrama Marketing Editoral